Destacados Inventos Lo Nuevo Orgullos

Agua Potable con Energía Solar

1La Energía Solar cada vez se aplica más a nuestra vida cotidiana. Investigadores del INENCO, en Salta, desarrollaron tecnologías para desalinizar el agua que funcionan con energía solar, ideales para zonas sin acceso a energía eléctrica. Además, capacitan a los usuarios para que puedan construir ellos mismos estos equipos.

Agencia TSS – En el Noroeste Argentino (NOA), son muchos los pueblos que carecen de acceso al agua potable. Suele tratarse de zonas aisladas a las que no solo no llega la red de agua, sino tampoco la de energía eléctrica. Con este problema en mente, investigadores del Instituto de Investigaciones en Energía No Convencional (INENCO), perteneciente al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y a la Universidad Nacional de Salta (UNSA), desarrollaron equipos para desalinizar el agua que funcionan con energía solar y que son sencillos de construir y de utilizar.

Si bien los investigadores del INENCO trabajan en el desarrollo de distintos sistemas, se enfocan especialmente en la construcción de los destiladores solares de tipo invernadero. Se trata de sistemas que constan de una bandeja oscura donde se vierte el agua contaminada con sales, sobre la cual se coloca un techo de vidrio a dos aguas. La superficie que ocupa el equipo es de un metro cuadrado y se pueden colocar varios equipos de manera contigua, según el tamaño de la población que requiera el servicio y el espacio disponible en el lugar de instalación.

Estos destiladores funcionan por radiación solar, que atraviesa el techo de vidrio y es absorbida por el agua depositada en la bandeja, que se calienta y comienza a evaporarse. A través de este proceso, las sales quedan concentradas en el fondo, el agua evaporada se condensa en la cubierta de vidrio y comienza a escurrirse por allí. Posteriormente, el agua es recogida en unas canaletas que la conducen a un recipiente, donde se la colecta ya desalinizada.

“El sistema es fácil de usar y económico. Además, no hace falta que el agua hierva para que se evapore, sino que comienza a evaporarse a los 60 o 70 grados. Otro aspecto positivo que tiene esta tecnología es que, con el calor, los microorganismos no pueden seguir viviendo en el agua, por lo que, además de desalinizarla, también la pasteuriza”, indica a TSS la doctora en Física Judith Franco, investigadora del CONICET en el INENCO.

2El sistema destilador ya fue instalado en numerosas poblaciones más allá de Salta y también se han recibido pedidos de provincias como La Pampa, Córdoba y Formosa. “El sistema se produce y se instala a pedido. Otra ventaja para quienes viven en zonas aisladas es que no tiene ningún elemento eléctrico, ya que funciona directamente con el sol”, destaca.

La investigadora señala que una desventaja que tiene el sistema es su baja capacidad de producción, de unos cuatro litros por día. Por eso, aclara que “es una solución para pueblos donde no hay muchos habitantes, o para escuelas rurales, pero no para grandes poblaciones”. Y remarca que “está concebido como una tecnología social, por lo que hemos hecho cursos para la autoconstrucción de estos equipos, con la idea de que los pobladores puedan apropiarse de esta tecnología”.

Para poblaciones más grandes, los investigadores también han desarrollado otro equipo de purificación de agua, más complejo, pero con mayor capacidad de producción. Este sistema obtuvo el primer premio en la categoría “Energías” de la edición 2014 del concurso Innovar, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. “Estamos perfeccionando el equipo. También es un sistema pasivo, que no necesita energía eléctrica ni mecánica y triplica la producción de agua del otro sistema”, apunta Franco.

Actualmente, los investigadores están finalizando un mapeo de las regiones de Salta que cuentan con agua de mala calidad, una situación que afecta especialmente a la zona del Chaco salteño. “Los próximos objetivos son, por un lado, terminar con este análisis de calidad de agua y de servicios, para ver dónde hace falta este tipo de tecnología. Y, por el otro, vincularnos con funcionarios del Gobierno provincial y de los distintos ministerios, para hacerles una devolución de la información recolectada y trabajar con ellos en las soluciones más adecuadas según las necesidades de cada región”, finaliza Franco.

Fuente:  TSS 

Comentarios

Comentarios