Destacados Emprendedores Exp Lo + Turismo

Turismo de alta gama: el viaje a tu medida

 

Annie Millet, presidenta de Destino Argentina es la persona que mejor puede definir de qué se trata el turismo de lujo, esas vacaciones reservadas para paladares exclusivos que no buscan tanto la aventura sino vivir la experiencia. Y para este target de público, Argentina tiene mucho para ofrecer: visto desde afuera del continente, se trata de un destino exótico, literalmente, en el fin del mundo.

 

Y según Millet, lo que este nicho turístico vende es nada más ni nada menos que una ventana, “la” ventana: “Imagínense apoyarse en la baranda del balcón del hotel y contemplar un paisaje inigualable”. Es eso. Así de simple. Y si es por ventanas, en la Argentina hay cuantiosas posibilidades para explorar, de Norte a Sur, de la Cordillera hasta el Atlántico. Desde los Cerros de los Siete Colores, en Jujuy, hasta el Canal de Beagle, bien al sur, en Tierra del Fuego, donde las aguas se ponen bravas.

 

El valor agregado en este rubro de alta gama es la naturaleza misma. Se trata – y se busca- que la experiencia sea inolvidable para el viajero inmerso en su propia historia. Esto incluye, por caso, en el país de los mejores polistas del mundo,  ir a taquear a algún campo de polo de la provincia de Buenos Aires. Bien adentro del campo argentino. Al regreso, la persona seguramente contará a sus amigos: “Jugué al polo”, y tendrá algo para contar y fantasear por el resto del año. E incluso contarle a sus nietos acerca de ese día que “jugó” al polo con los mejores caballos de polo, en el mejor polo del mundo. Es cumplirle un sueño o una ilusión o una fantasía.

En Mendoza, vivirá la posibilidad de pisar uvas a la vieja usanza adentro de una bacha –algo que ya fue remplazado por máquinas- y llevarse su propia botella de vino. ¿Algo más lujoso que alardear con una etiqueta propia de alguna cepa?

 

“Los turistas saben más que nosotros porque investigan mucho. Y lo que piden es precisamente esa experiencia que tienen en la cabeza: caminar arriba del glaciar Perito Moreno con los zapatos con clavos, por ejemplo. Y como no se trata de un turismo masivo, el viaje se prepara a medida”, remarca Millet.

Las Cataratas del Iguazú, los hoteles boutique  de las bodegas mendocinas, Villa La Angostura -cuya conservación es muy valorado por este público-, y por supuesto, la ciudad de Buenos Aires. Esa que es La Boca que cuenta sueños de inmigrantes y la Recoleta, tan parisina.

 

Info: www.destinoargentina.com.ar

 

Escuchá la entrevista con Anie Millet acá: http://www.ivoox.com/entrevista-anie-millet-presidente-destino-argentina-audios-mp3_rf_18567181_1.html

Comentarios

Comentarios