Noticias

La San Pablo-T inauguró un tesoro verde en Villa Nougués​

reserva-san-pablo-t-1En un territorio verde que comprende 900 hectáreas, este paraíso alberga selvas, ríos, montañas y biodiversidad. Además de proteger los recursos naturales de esta villa veraniega tucumana, esto “es un legado para todos los tucumanos, no solo para el ámbito académico de la Universidad”, expresóCatalina Lonac, presidenta de la Fundación para el Desarrollo. “Queremos que lo disfruten y lo cuiden. Una reserva es una joya y como tucumanos debemos apropiarnos de esto y cuidarlo”. Por último, agregó que la presencia del Ente de Turismo y de su presidente tienen una gran importancia por “el ecoturismo y el turismo activo que está tan en vigencia en todo el mundo”. 

El acto inaugural se llevó a cabo en el Campus de la Universidad, ubicado en la avenida Solano Vera y Camino a Villa Nougués. Contó con la presencia del presidente del Ente Tucumán Turismo (ETT), Sebastian Giobellina; Horacio Deza, Rector de la Universidad San Pablo-T; Catalina Lonac; Juan Pablo Juliá, en representación de la Reserva Experimental Horco Molle y diversas autoridades más.

Giobellina expresó que este constituye un hito para la provincia y recalcó la preservación de la flora y la fauna. “Esperamos poder trabajar en conjunto con Turismo para realizar distintos tipos de excursiones, actividades de ecoaventuras y caminatas”, agregó el funcionario.  

Cabe destacar que este emprendimiento es altamente positivo al ser la primera reserva natural que depende de una Universidad privada en todo el país, y se enmarca en el 9º aniversario de esta casa de altos estudios. 

Horacio Deza explicó que “más allá del conocimiento científico que aporte, la Universidad debe insertarse en la comunidad”. Expresó que esto está abierto a todo aquel que quiera trabajar y estudiar un lugar que debemos preservar para la posteridad. “Esto se le entrega a la comunidad para que lo disfrute”, concluyó. 

Además de la reserva propiamente dicha, la construcción comprende un centro de interpretación en una casona de estilo colonial emplazada en la cumbre de una montaña. En este espacio funcionará un laboratorio científico donde trabajarán biólogos.

“Tenemos una lista de más de 120 especies de aves identificados por nosotros. Se trata de una diversidad esperada para el lugar y que deja demostradas las buenas condiciones de este hábitat natural”, comentó Juliá, de la Reserva de Horco Molle. Agregó que la reserva estará abierta a todo público y que contará con senderos y diversas actividades para realizar dentro de ella. Además, destacó el valor turístico de este emprendimiento, gracias a las bellezas naturales que posee, entre ellas las cascadas. “Nuestra idea es que a futuro hayan visitas guiadas acompañadas por técnicos”.