en , , , ,

Cabalgatas nocturnas, una experiencia increíble

Andar a caballo a la luz de la luna es una vivencia única y enriquecedora. De esas que uno suele recordar por siempre. Y acá no importa la edad, ya que son ideales para chicos y grandes. Te contamos en esta nota los 3 mejores lugares para disfrutar de cabalgatas nocturnas: Villa Gesell (Buenos Aires), Santa Rosa de Calamuchita (Córdoba) y Cafayate (Salta).

Cabalgatas al caer el sol

Montar a caballo de noche debería ser recomendado por los médicos, con receta y todo. El bienestar y el placer que se experimentan sentados en mansos caballos de paseo no tiene precio. Y si elegimos un lugar en donde se hagan cabalgatas nocturnas, mejor todavía. En Argentina, las opciones son interminables. Con la luz de la luna como guía, se puede hacer a orillas del mar, con las sierras de fondo o surcando viñedos.

 

A caballo en Villa Gesell, con el susurro del mar

A galopar a orillas del mar

En la costa bonaerense, Villa Gesell ofrece varias opciones de cabalgatas. Entre las que se destacan las cabalgatas nocturnas. Con circuitos ya establecidos, a tal punto que los caballos saben de memoria el recorrido y no hace falta guiarlos, sólo hay que montar y relajarse.

Después de cruzar bosques frondosos y atravesar médanos, se abre frente a nosotros un camino bellísimo, que nos muestra la playa en toda su extensión. Con el reflejo de la luna en el mar, que pinta una tenue luz blanca sobre el agua, Villa Gesell nos regala una postal imborrable.

 

Santa Rosa de Calamuchita al trotecito 

Cabalgatas en compañía

 

En este hermoso paraje de la provincia de Córdoba, andar a caballo de noche es un regalo que la naturaleza tiene para ofrecernos.
Recorrer Santa Rosa de Calamuchita a caballo es meterse de lleno en una experiencia inolvidable. Sobre todo, en las noches de luna llena, donde se arman circuitos especiales, con guías y expertos baqueanos.
Para completar la experiencia, se tiene la posibilidad de “agrandar el combo” disfrutando de un fogón y de una sabrosa cena al disco. Lo que termina de redondear una jornada nocturna que quedará para siempre en nuestras retinas y en nuestros corazones.

 

Paseos a caballo en Cafayate, una caricia al alma

Paseos a caballo en Cafayate

Subirse a un caballo esbelto y manso en Cafayate, provincia de Salta, es una aventura conmovedora.
Este precioso destino del NOA atrae por su belleza natural, sus paisajes impactantes y sus vinos de altura, claro. Pero andar a caballo también es una vivencia que hay que sumarla en este lugar. Y más, cuando el sol se pone.
Bajo el reflejo de la luna, surcar a caballo los viñedos y meterse en medio de un desierto de dunas de hasta 25 metros de altura es un viaje sin escalas al placer más puro.

Una particularidad de la arena en Cafayate es su arena, que está repleta de pequeños trocitos de cristales de cuarzo y mica. De noche, esa especie de purpurina queda impregnada en la piel de los caballos, en nuestras manos, ropa y calzado.
Lo que hace que se conviertan en una especie de espejitos que reflejan la luz y hacen brillar los cuerpos, que se ven plateados en la oscuridad. Magia pura para grabarla para siempre en la memoria.

 

Si te quedaste con más ganas de experimentar aventuras, te recomendamos los mejores deportes acuáticos para practicar en familia.

¿Qué piensas del artículo?

1028 puntos
Upvote Downvote

Escrito por Romina Fasani

En NOA: Salta, tan linda que enamora

Lugares y experiencias increíbles en el NOA

Sabores típicos como el asado

Recorriendo Argentina guiados por los sabores típicos