Menú
en , , ,

Los 3 mejores lugares para comer una picada

En esta nota te contamos los 3 mejores lugares para comer una picada en Argentina. En nuestro país existen muchos destinos que se especializan en salames, quesos y embutidos varios. EnLos más famosos e imperdibles en nuestro extenso territorio nacional son 3 y quedan en Tandil, Suipacha (ambos en Buenos Aires) y Colonia Caroya (Córdoba).

Un buen lugar para comer una picada

Puede decirse que las picadas son casi una marca registrada de las costumbres argentinas, como el asado, el mate y las tortas fritas. Si bien no hay un horario para degustar una buena picada, el atardecer suele ser “el momento” para saborear unos exquisitos salames, quesos de diferentes tipos y otros “tentempiés”. ¿Y cómo debe acompañarse? Muchos prefieren una cerveza bien fría, aunque otros optan por un rico vino tinto, un blanco dulce o hasta un fernet. Aquí, nuestros 3 lugares para comer una picada.

Tandil, tierra de salames y fisonomía serrana

El salame tandilero tiene su fama bien ganada. Por su excelencia, claro. Y su tradición viene de familias de varias generaciones.

Son productores de esta bella zona serrana que dedican su vida a elaborar este producto típico con materias primas de primera calidad. ¿Sus ingredientes? Carne de vaca, cerdo y tocino molidos, condimentados al mejor estilo del salame “fuet italiano”. Que son envasados en tripa y luego secados “al fresco”.

En la ciudad donde alguna vez su famosa piedra movediza custodiaba todo el valle desde lo alto (ahora existe una réplica de la original), el salame forma parte de su ADN. Y hay innumerables lugares, todos muy reconocidos, para disfrutar de estos increíbles embutidos. Y encima, como si degustar estas delicias no alcanzara, Tandil tiene de todo para ofrecerle al turista.

 

Suipacha, el punto de partida de La Ruta del Queso, es uno de los 3 mejores lugares para comer picadas



¡Qué mejor que acompañar los salames, aceitunas y demás embutidos con unos exquisitos quesos! Suipacha hace unos años que se consolidó como anfitriona de La Ruta del Queso.

Ubicada a 120 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, esta pequeña localidad bonaerense tiene para ofrecer más de 40 variedades de quesos, desde los producidos con leche de vaca y cabra, sin aditivos ni conservantes, hasta otros de diferentes tipos.

Elaborados bajo estrictas normas de calidad, con leche de tambos propios, los quesos que se producen son el brie, reblochon, camembert, fontina y pepato, entre otros tantos.

Y, más allá de hacerse una panzada con estas delicias, el visitante tiene una actividad obligada que es la de emprender el camino de esta ruta tan sabrosa, que une diferentes puntos de producción, con establecimientos que ofrecen visitas guiadas. En las que se aprenden todos los secretos.

Colonia Caroya, picadas con encanto cordobés

A menos de 50 kilómetros de Córdoba Capital, Colonia Caroya es, además de una hermosa localidad turística serrana, un sitio emblemático por sus salames.

A tal punto llega su identificación que desde 1979 la ciudad celebra todos los años su Fiesta del Salame Típico de Colonia Caroya. En la que se reúnen en mesas largas familias locales y visitantes, todos con igual entusiasmo.

Además de disfrutar de una completa picada, los participantes disfrutan de espectáculos en vivo, pueden recorrer los stands para apreciar y comprar diferentes productos. Además de hacer una degustación de todo tipo de embutidos, vinos, muchas cosas dulces y conservas.

Después de tantos salames y quesos, el paladar pide algo dulce. ¡Y qué mejor que disfrutar de un buen alfajor! Conocé acá los mejores alfajores.

Escrito por Romina Fasani

Salir de la versión móvil