en ,

Recorriendo Argentina guiados por los sabores típicos

Salimos de viaje por los sabores típicos. Nuestro país tiene una fuerte identidad culinaria. La gastronomía argentina es, sin dudas, una de las más originales y sabrosas del mundo. Y una buena experiencia turística es completa realmente cuando en nuestros viajes probamos las comidas típicas de cada provincia.

Sabores típicos como el asado

Los sabores típicos argentinos son muchos, pero podemos señalar: El asado de La Pampa, las empanadas tucumanas, las carnes ahumadas de la Patagonia y los guisos cordobeses son ideales y tentadores para descubrirlos. ¿Te animás a explorarlos? ¡Salimos de viaje!

Argentina lo tiene todo, como suele decirse. Todos los climas. Todos los paisajes. Y, también, todas las comidas. Descubrir los sabores típicos a través de platos característicos de cada uno de los rincones de nuestra tierra es una aventura sin igual para nuestro paladar.

Aquí nos embarcamos entonces en cuatro zonas diferentes para conocer lo que podemos degustar en cada una de ellos.

Asado en La Pampa, un sello inconfundible

Sabores típicos como el asado

Si alguien nos apura y nos pide que le digamos rápido cuál es la comida argentina que más identifica al país, la respuesta de la mayoría sería seguramente: ¡El asado!
Y lo primero que se nos viene a la cabeza son las vacas de nuestra inmensa llanura pampeana. Por eso el asado de La Pampa es un plato indiscutido de esta provincia.

Comida argentina por excelencia, en cada lugar en donde se lo prepara cada asador tiene sus rituales y secretos. Empezando por el prendido del fuego. Muchos lo inician con papel de diario y carbón. Otros prefieren utilizar un cajón de madera de verdulería. Algunos se inclinan por los modernos iniciadores de fuego que se consiguen en cualquier supermercado. Y hay quienes prefieren las piñas de los pinos y la leña. 

En fin, una vez que el fuego está listo, hay que tirar la carne y las achuras a la parrilla. Y en La Pampa, la tradición manda hacer el asado a la cruz, donde la carne es sostenida por un armazón vertical, mientras se asa con leña de caldén, que le impregna un sabor único y distintivo.

Las empanadas tucumanas, las más famosas

Empanadas tucumanas

 

 

 

 

 

 

A pesar de que en el NOA son muy celosos de sus comidas típicas y se arma una fuerte discusión en torno a las empanadas, los tucumanos sacan chapa con esta comida. Así, las empanadas tucumanas ya tienen fama de míticas y es obligatorio probarlas cuando uno visita la cuna de la Casa de la Independencia.

Con un repulgue inconfundible, que va de 13 a 15 dobleces, ni más ni menos, y de múltiples sabores, sólo hay que elegir un buen vino para acompañarlas.

Con el inconfundible sello norteño, se pueden optar entre las de carne cortada a cuchillo, cebolla de verdeo, pimentón y comino. Todas, bien rellenas, jugosas y deliciosas, claro. Son tan famosas, que hasta el gobierno provincial creó la Ruta de la Empanada.

Carnes ahumadas de la Patagonia, de nivel internacional

Carnes de caza, sabor patagónico

Los sabores típicos en el Corredor de los lagos. Además de deleitarse con los paisajes increíbles que regala la naturaleza, también hay que dejarse deslumbrar por las carnes ahumadas.

En varios rincones de la provincia de Neuquén la carta es más que tentadora. Carnes de ciervo, cordero y jabalí, envueltos en el humo y la madera que intensifican los sabores y le otorgan un toque único y rústico a cada plato. Para acompañar, lo ideal son las truchas, los hongos y las salsas agridulces con frutos rojos.

Los destinos donde se pueden saborear estos manjares son San Martín de los Andes, Villa La Angostura y todos los pueblos más pequeños de la región. Para viajar en cualquier época del año, con frío, con calor, con picos nevados o con los colores pasteles del otoño, cualquier momento es ideal para ir. Y para comer en los restaurantes y bodegones que abundan en la zona.

Guiso cordobés, con acento y famoso como el fernet

Sabor cordobes: goulash con spaetzle

Aunque son ideales para el invierno, por su gran contenido calórico, los guisos cordobeses se disfrutan todo el año. Con una clara herencia centroeuropea, las diferentes ciudades de Córdoba le pusieron su toque local a este plato típico de la provincia serrana.

Entre los guisos, además de los clásicos como el rabo de toro, se elaboran otros como el goulash con spaetzle, la salchicha con chucrut y los guisados de diferentes carnes.

Ciudades como Villa General Belgrano, Santa Rosa de Calamuchita, Villa Alpina, Villa Berna y La Cumbrecita pican en punta en La Docta. El Valle de Calamuchita invita entonces a probar esta delicia, que puede ser acompañada con vino, cerveza artesanal y el clásico fernet con cola.

Si te quedaste con más ganas de probar sabores únicos, te invitamos a descubrir más sobre la gastronomía argentina.

¿Qué piensas del artículo?

1028 puntos
Upvote Downvote

Escrito por Romina Fasani

Cabalgatas al caer el sol

Cabalgatas nocturnas, una experiencia increíble

Colón en Bicicleta