en , ,

Escapada: Turismo con historia en Rosario

Además de haber estado “siempre cerca”, Rosario tiene mucha historia para descubrir. No sólo es la cuna del Che Guevara, Fito Páez, Olmedo y Messi. Es, también, la cuna de la bandera nacional y de numerosos sitios de un gran valor histórico para recorrer y conocer.

Monumento a la Bandera

Hacerse una escapada a Rosario y recorrer sus calles, boulevares, parques y rincones es adentrarse en gran parte de la historia argentina. Para empezar, el imponente Monumento a la Bandera conmueve a cualquier visitante con su enorme estructura.

Por si no lo sabías, te contamos que su forma simboliza una embarcación. Que tiene como destino el futuro de grandeza de la Patria. La nave se sitúa estratégicamente entre los “dioses del agua”, el océano Atlántico y el río Paraná. Fue en este lugar en donde el general Manuel Belgrano enarboló por primera vez la bandera celeste y blanca.

Para los turistas y amantes de la historia, resulta imperdible visitarla por dentro. Son dos los puntos fuertes. Uno es la Galería de Honor de las Banderas de América, que representa la hermandad de los países americanos. Y en donde se encuentran los símbolos (bandera, escudo, himno y flor nacional) de cada estado. El otro es la Cripta en homenaje al General Manuel Belgrano.

Turismo con historia, paseando por lugares que nos transportan al pasado

Rosario nació en el siglo XVIII como una pequeña aldea rural del Pago de los Arroyos. En 1823 fue reconocida como “Ilustre y Fiel Villa”, mientras que el rango de “ciudad” se le otorgó en 1852.
A partir de entonces su crecimiento económico y demográfico. A tal punto que entre mediados del siglo XIX y comienzos del siglo XX, Rosario fue bautizada como la
Chicago Argentina

Además de recorrer el coqueto Boulevard Oroño, las playas del norte que baña el Paraná y el hermoso Parque Independencia, Rosario tiene un circuito histórico de gran interés para el turismo. Caminar por el núcleo histórico lleva al visitante a conocer edificios emblemáticos como la Catedral, la Municipalidad, el Museo Estévez y el edificio “La Bola de Nieve, que data finales del siglo XIX.

En las calles céntricas se mezclan las edificaciones de arquitectura contemporánea con las más antiguas. Que llevan la impronta española, italiana y francesa. Y que remiten a los románticos tiempos de la inmigración y el inicio de la prosperidad citadina.
En sus bulevares y avenidas uno se sorprende a cada paso con imponentes mansiones y petit hoteles, que son el legado de algunas de las familias rosarinas más adineradas de principios del siglo XX.

Más sitios para conocer y los reconocimientos que ostenta Rosario

Vista del puente Rosario-Victoria desde la orilla del Paraná

Más allá de los sitios históricos antes mencionados, el turista que llega a Rosario no puede dejar de recorrer la peatonal Córdoba, plagada de comercios, el Parque de las Colectividades, y el bellísimo Parque España, con sus enormes escalinatas. Y en las tardes de calorcito, ¡qué mejor plan que disfrutar de sus playas! A la vera del Paraná y con un sinfín de paradores y restaurantes para comer y beber a orillas del agua.

Como si a la ciudad más importante de la provincia de Santa Fe le faltara algo, son innumerables las “cucardas” que cuelgan de ella. Ya que cuenta con las siguientes distinciones: premio de la ONU como “Mejor Ciudad de Latinoamérica”, mayor polo agroindustrial del mundo, cuenta con el Hospital público más moderno de Latinoamérica, es el quinto Mercado a de commodities del mundo en volumen, tiene 14 Universidades de excelencia y es la tercera ciudad más poblada de la Argentina y la segunda en términos de PBI.

No lo pienses más y date una vuelta por Rosario. Que, además, “siempre estuvo cerca”. Y si tu espíritu viajero es insaciable, seguí paseando por estas imperdibles rutas turísticas.

¿Qué piensas del artículo?

25 puntos
Upvote Downvote

Escrito por Romina Fasani

regresaría el turismo internacional

En el último trimestre regresaría el turismo internacional

Diversión, adrenalina y los 5 mejores destinos a pura nieve de Argentina

Cinco destinos a pura nieve